Los lípidos en el deporte

0
354

Los lípidos son varios compuestos diversos insolubles al agua pero solubles en ciertos disolventes orgánicos. Son importantes para la vida pero también pueden involucrarse en procesos patológicos al acumularse en grandes cantidades.

Las grasas suponen alrededor del 15% del peso del cuerpo del hombre y del 20-25% de la mujer, en caso de personas sin sobrepeso. En su exceso pueden ser malas, pero son necesarias en cantidades adecuadas.

Tienen la función de reservas de agua y energéticas, además de una función de componentes estructurales importantes para el cuerpo y las membranas biológicas. También son buenos portadores de vitaminas liposolubles, siendo imprescindibles para la absorción de vitamina A. Son portadores de ácidos grasos esenciales y tienen una buena función protectora como material aislante del cuerpo.

La dieta normal no ha de tener más del 30 o 35% de calorías procedentes de grasas siendo: 5% ácidos grasos poliinsaturados, ácidos grasos monoinsaturados 15-20%, ácidos grasos saturados un 7%, y colesterol no más de 300 mg al día.

Las dietas altas en grasa no son habituales en el deporte, a menos que se requieran unos altos consumos energéticos. En deportistas se habla de las mismas cantidades, lo que es un gramo de grasa por kilo de peso. Se realiza en deportes aeróbicos.

Las grasas se almacenan bajo la piel y en los músculos en forma de tejido adiposo y son fuentes de energía de buena demanda cuando se realizan ejercicios aeróbicos o cuando se necesita energía para largos períodos de tiempo. Tienen varias funciones importantes para el cuerpo. Aunque para ejercicios de velocidad no es buena fuente rápida de energía, y por eso se debe recurrir a los hidratos de carbono. Es un depósito importante de energía.

Cargar mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *