El tabaco y el deporte ¿son compatibles?

0
62

El consumo de tabaco no es bueno en la vida normal y también para el deportista. Si se quiere hacer deporte, sobre todo si es muy intenso o se compite, se debe evitar el consumo del tabaco.

El monóxido de carbono es un gas que se une a la hemoglobina de la sangre formando carboxihemoglobina creando una variación en el intercambio de gases del aparato respiratorio y el transporte de sangre del oxígeno al músculo creando falta de oxígeno en los tejidos en activo, lo que incide directamente en que el músculo se recupere más tarde y se fatigue mucho antes. El tabaco es malo para la recuperación de los deportistas e incluso produce una mayor fatiga.

El tabaco y el deporte ¿son compatibles?

Por otro lado, la nicotina favorece los trombos, altera la circulación sanguínea e irrigación de los tejidos. Si se hace ejercicios de moderada intensidad no se producen variaciones importantes como riesgos de padecer una patología aguda.

Para el deporte es malo también ya que consumir tabaco aumenta el gasto energético basal en un 10% y las posibilidades de rendimiento máximo se reducen.

Algunos estudios indican que en las mujeres se pueden producir fracturas por estrés debido a la disminución de niveles séricos de estrógenos y densidad mineral ósea.

Pulmones, arterias, corazón y diversos órganos pueden verse afectados por el consumo del tabaco, también el propio rendimiento físico en el deporte. Por eso mismo, si se quiere practicar ejercicio de intensidad, en mejores condiciones o de competición se debe evitar el tabaco. En otros casos, habrá que hacerse un chequeo regular.

Hay que tener en cuenta que a más número de cigarrillos consumidos al día menor es el rendimiento físico, además de reducirse la máxima capacidad anaeróbica en el esfuerzo y el consumo de oxígeno.

Cargar mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *