El Ramadán y el deporte

0
297

Los deportistas musulmanes  no tienen ningún problema en practicar e incluso dedicarse profesionalmente, como es el caso del futbol y otros deportes, la mayor parte del año a realizar deporte. Pero el problema viene cuando llega el mes sagrado para ellos, el Ramadán, en el que debe haber abstinencia de comida y bebida desde que sale el sol hasta que se pone.

El Journal of Sports sciences ha realizado un estudio sobre el ramadán y el futbol en base a averiguaciones de varios doctores. Los futbolistas musulmanes tienen problemas para sobrellevar ese mes sagrado, porque se tienen que adaptar a una alteración de la rutina del sueño, de hidratación y de dieta. Y es que el ayuno cambia la fase cronológica de los jugadores, por eso la base va a ser en reorganizar el sueño, en llevar a cabo los cambios que suponen ese mes. El mayor problema es que fuera de los países donde todo son musulmanes es más complicado adaptarse a todo esto.

Los musulmanes tienen que cumplir lo que dicta su religión de manera muy escrupulosa, y esto les obliga a hacer unos esfuerzos a mayores, porque sólo se pueden alimentar y beber en las horas de oscuridad. Si se hace deporte en otras horas puede haber problemas para la salud porque no se pueden hidratar bien ni recuperar fuerzas, por lo que deben readaptar sus horarios si quieren mantener la perfecta forma.
Pero los mayores problemas son para los deportistas que se dedican profesionalmente a ello y tienen que competir, porque para los demás puede ser más sencillo entrenar en horas sin sol. Existen gimnasios 24 horas o que tienen una gran amplitud de horario, pero también se puede practicar en casa. Hay que pensar también que es cosa de un mes, pero cuesta, porque son nuevas rutinas pasar de unos horarios normales a los de ramadán y después  a los normales.

Cargar mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *