El agua y los electrolitos

0
76

Es muy importante reponer los líquidos que se han perdido en el ejercicio, y ello sólo se puede hacer mediante el consumo de líquidos. La pérdida de líquidos en el ejercicio se produce por medio del calor y la respiración, y ya sabemos que la deshidratación (aunque sea leve) puede disminuir de forma considerable la capacidad muscular.

Imagen de El agua y los electrolitos

Por eso mismo, es necesario reponer siempre líquidos, en mayor o menos cantidad en función de la duración, intensidad, condiciones climáticas y otros aspectos del ejercicio a realizar.

El sudor tiene magnesio, potasio, cloro, sodio y es hipotónico. La pérdida de electrolitos en el deporte puede dar lugar a una menor resistencia y potencia musculares. Se puede reponer por medio de bebidas isotónicas o alimentos con un aporte correcto de sales.

Los electrolitos son compuestos químicos que una vez disociados en agua se separan en partículas hidratadas que cuentan con cargas eléctricas llamadas iones (negativos, positivos, anfolitos).

El agua es una sustancia inorgánica que cuenta con una molécula de oxígeno y dos de hidrógeno, siendo esencial para la vida y además es el compuesto más abundante en la naturaleza.

La reposición hídrica en el deportista consiste en reponer agua, sal y otros electrolitos para contar con las necesidades mínimas que se requieren en el deporte, y especialmente en cuanto a minerales.

Se requiere magnesio, fósforo, calcio, sodio y potasio, al menos en sus cantidades mínimas y por medio de una dieta sana y equilibrada que se adapte a cada persona en función de sus necesidades y características.

En el deporte una correcta cantidad de agua y electrolitos para reponer líquidos, una correcta alimentación con hidratos de carbono y minerales, una buena rutina y un buen descanso.

Cargar mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *